miércoles, 16 de noviembre de 2011

Parque Nacional del Serengueti


Elefante con su cría en el Parque Nacional del Serengueti
Este verano tuve la suerte de realizar uno de los viajes que más ilusión tenía y así poder cumplir un sueño, el visitar la fascinante y exótica África. Fue en agosto y durante 15 días pude revivir junto a un grupo de personas extraordinarias y afortunadas unas sensaciones solo vistas a través de películas y grandes documentales. Decir que África es "espectacular", "asombrosa" y "salvaje" no acaba de hacer justicia a este continente. Aquí el tiempo parece que se haya detenido. La gente vive igual que sus antepasados y mantienen las mismas costumbres y tradiciones, a pesar de las imágenes impactantes que puedas ver y lo duro que es el día a día de estas personas siempre te intentaran recibir con una enorme amabilidad, una gran sonrisa y una cálida bienvenida, siendo ellos los verdaderos protagonistas de cualquier visita provocandote la sensación de querer volver. Quien haya visitado este vasto continente no podrá negar que la experiencia es inolvidable e inigualable dejando un "poso" para toda la vida, el cual te invita a visitarla una y otra vez.

El Parque Nacional del Serengueti: es uno de esos lugares imprescindibles que tienes que visitar si estas en África, colosal e inmenso (en Swahili significa "La llanura sin fin"), con unas grandes proporciones (13.000 km2) se encuentra en Tanzania. Aquí los leones cazan, los elefantes pasean lentamente y los leopardos corren, pero es famoso por las migraciones anuales de miles y miles de ñúes acompañados por cebras, y que tantas veces hemos visto en esos maravillosos documentales. Un ecosistema como pocos en la Tierra, donde estos grandes rebaños se desplazan desde las colinas del norte hacia las llanuras del sur buscando las lluvias de octubre y noviembre. Un ciclo continuo, que sigue igual desde tiempos inmemoriales.

El Serengueti
  
video

Cerca del parque se encuentra la Garganta de Olduvai, donde se han encontrado muchos fósiles y artefactos de homínidos. El parque es limítrofe con la Zona de conservación de Ngorongoro, que forma parte del gran ecosistema del Serengueti. Como parte de la creación del parque, y con miras a preservar la vida salvaje, los Masái (una de las más famosas tribus africanas), que habitaban la región fueron transferidos para las tierras altas de Ngorongoro. Aún hoy en día todavía existen considerables controversias acerca de esta transferencia, habiendo denuncias de que hubo coacción por parte de las autoridades coloniales. El Serengueti es el más antiguo Parque Nacional de Tanzania y es la principal atracción turística del país, junto con la zona de conservación del Ngorongoro. El Parque Nacional del Serengueti fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1981.
VIDEO DE LEONA EN LA SABANA


video video          

Vida Salvaje
Además de las grandes migraciones, el parque es muy conocido por su rica fauna salvaje, particularmente por los "cinco grandes", los cinco principales "trofeos de caza":      
. El León: se cree que el Serengueti tiene la más grande población de leones de África, en parte debido a la gran cantidad de animales que les sirven de presa. Actualmente hay más de 3.000 leones viviendo en el ecosistema del parque. Resulta fácil verlos por todas partes, incluso merodeando en las proximidades de las áreas de acampada o tomando el sol en la sabana. 
. El Leopardo Africano: estos depredadores se encuentran en todo el parque nacional, y su población actual es aproximadamente de unos 1.000. Aprovecha su experiencia para el camuflaje para permanecer oculto, por lo que puede parecer que hay pocos ejemplares.

León Africano
Leona en la sabana















. El Elefante Africano: las manadas se están recuperando de la mortalidad de los años 80, causada por la caza furtiva. Se concentran en el norte del parque, la presencia de estos magníficos animales será una constante en las excursiones.
. El Rinoceronte Negro: se encuentra en el centro del parque. Debido a la caza furtiva por su preciado cuerno hay pocos ejemplares.
. El Búfalo Africano: aún abundante y presente en gran cantidad, viven en manadas para protegerse de los depredadores, pero su número disminuyó debido a algunas enfermedades.

El parque es hogar de muchas otras especies, incluyendo al guepardo, sus grandes llanuras son el hábitat perfecto para este depredador cuya característica principal es la velocidad, las gacelas de Thomson y las gacelas de Grant, el topi, el eland común, el impala, el perro salvaje africano y la jirafa. debido a este hábitat y a la gran variedad de especies siempre que salíamos en las excursiones nos imaginábamos las imágenes vistas una y otra vez en los documentales sobre la caza y la supervivencia y que no tiene descripción cuando la ves "in situ" por primera vez. El silencio lo envuelve todo, la tensión se puede ver en nuestros rostros al ser participe en primera persona del gran momento, en la inmensa mayoría de los intentos no llega a nada pero siempre y a través de la perseverancia se consigue el objetivo, es "EL CICLO DE LA VIDA".
El Serengueti también alberga a unas 500 especies de aves, no importa la zona que decidas visitar, pues en todo el entorno se pueden observar una gran variedad de diversos tamaños, colores y aspecto, incluyéndo al avestruz, la avutarda Kori, la grulla real gris, el marabú africano, el águila marcial, y muchas especies de buitres.


Leopardo devorando su presa (gacela de Thomson)
video


* Para la elaboración y desarrollo de este artículo se han tenido en cuenta los datos obtenidos a través de wikipedia, y las propias experiencias vividas durante el viaje. (Fotografías e ilustraciones originarias de Pedro García Barbudo).

martes, 15 de noviembre de 2011

Masái Mara


Jirafa en la Reserva Natural del Masai Mara
Al visitar África tuve la sensación de formar parte de un sueño, de una fantasía que creo que todos tarde o temprano queremos formar parte de ella. Pueblos de costumbres ancestrales y maneras de comportarse orgullosas, grandes extensiones, lagos enormes, manadas enormes de animales (ñúes, cebras, antílopes, gacelas),  y animales enormes en manadas (elefantes, búfalos, Jirafas), depredadores al acecho, carroñeros prestos a desempeñar su desagradable pero necesaria función, atardeceres y amaneceres de ensueños que cualquiera hubiera deseado estar ahí para ver y disfrutrar. Lo primero que se te viene a la mente es la palabra "safari" (que en Swahili significa "viaje"). Se oyen sonidos que jamás hubiera imaginado que escucharía. Los colores de la Sabana, distintos según la hora del día, los cielos azules, rojos, amarillos o negros. Nunca se esta preparado al impacto anímico y de emociones que provoca al tener por primera vez ante tus ojos a un elefante, ya sea solo, con su cría o en manada, a una jirafa, un rebaño de ñúes o un león descansando o medio adormecido por su comilona. La experiencia es inolvidable e inigualable. ¡Qué distinto resulta verlos en comparación con la imagen de una revista, un televisor o cautivos en un zoológico! Siempre hay que estar atentos porque en cualquier momento puede surgir una situación imprevista y que uno no se espera: el rugido de un león, ñúes que se cruzan por delante del vehículo, los inevitables fallos mecánicos.....pero que siempre se acaban superando dando lugar a momentos increíbles.

Amanecer en África
Atardecer en África















Al principio yo no me podía ni siquiera imaginar que pudiera existir lugares así, pero es que esta África es real, no se trata de una imagen preconcebida sino que te atrapa en cuanto llegas y que te hace sentir en otro tiempo desde que tienes el primer contacto con el llamado "Continente Negro". Hay lugares en la Tierra que creo que poseen atracción y que siempre han despertado fascinación en el hombre, y África indudablemente es uno de ellos. Una vez que uno se queda enganchado, es una adicción difícil de superar. África siempre te "llama".

      video

Masai Mara, es otro de esos lugares imprescindibles que hay que visitar si te encuentras en África. Es una reserva natural situada al sudoeste de Kenia en la región del Serengueti, y es en realidad una continuación del Parque Nacional del Serengueti. Se llama así porque la tribu Masai habita dicha zona, y por el río Mara que la cruza. Es famosa por su fauna rica, variada y excepcional. Ocupa un área de 1.510 Km2 en la zona del Gran Valle del Rift. Comprende tres secciones: el Triángulo de Mara, Musiara (donde está el Pantano de Musiara), y Sekenani. La mayor parte del territorio es Sabana salpicada por las distintivas acacias, con cielos infinitos, rebaños de miles de animales salvajes paciendo en un mar de hierba, los gruñidos de los ñúes y el retumbar de los animales que corren libres....
     
                                                       video

Imágenes y sensaciones todas ellas hermosas y al alcance de las personas que realizamos este viaje y que tantas veces habíamos visto en fotografía, documentales y películas. La fauna tiende a concentrarse en la zona occidental del valle, ya que el acceso al agua es más fácil, "lo que te da la vida, te la puede quitar" es una frase que no se quien la comento o la dijo, pero que siempre se me ha quedado en la memoria viendo la cantidad de animales que se concentran en torno a las pocas zonas donde se encuentra este vital elemento. A lo largo de las excursiones que realizamos por las distintas zonas del parque y en cada rincón del mismo no paramos de descubrir muestras de que el ecosistema es rico y muy variado, deseando que este no cambie y se mantenga así a lo largo del todo el tiempo.

Tres hermanos Guepardos después de una comida
Uno de los Guepardos aún con restos de sangre















Es un privilegio poder vislumbrar este mundo salvaje que esta a tu alrededor. El Masai Mara es famoso por su población de leones y por ser el hogar de especies amenazadas tales como el rinoceronte negro, el hipopótamo que se encuentra en los ríos Mara y Talek, y el guepardo, habiéndose reducido notablemente el número de ejemplares de este último. Otro carnívoro que puede ser encontrar en gran número es la hiena manchada. Sin embargo, el verdadero poblador de este parque es el ñu, como ocurre en el Serengueti, ya que su número es estimado en millones. Todos los años, en el mes de julio, estos animales, al igual que las cebras, migran desde las planicies del Serengueti en busca de pastos más frescos y regresan en octubre.

Cebra
Rinocerontes en una charca







 


Hipopótamo en el río Mara

También hay otras espécies de ungulados en gran cantidad que viven en este parque, como la gacela de Thomson y la gacela de Grant o el impala, y se encuentran igualmente manadas de Jirafas. El Masai Mara es también el hogar de más de 450 especies de aves. Está administrado por el gobierno de Kenia.



 * Para la elaboración y desarrollo de este artículo se han tenido en cuenta los datos obtenidos a través de Wikipedia, y las propias experiencias vividas durante el viaje. (Fotografías e ilustraciones originarias de Pedro García Barbudo).

lunes, 14 de noviembre de 2011

Los Masai


Guerrero Masai
A velocidad y entre el polvo del camino me voy agarrando en el camión para llevar mejor los botes producidos por los desniveles y los grandes socavones, durante el viaje sufrimos dos reventones pero estos problemas son caracterísiticos o habituales si estas en África y se dejan atrás con paciencia y buen hacer. Hace tiempo que el calor intenso y el sol de África cae sobre mí, pero no me importa, hoy vamos a realizar una de las visitas que más llevo esperando, no es otra que la visita a una "mañata" Masai, que se encuentra en las inmediaciones de la emblemática reserva de Masai Mara.
Curiosa y dramática la situación de este pueblo Masai, ellos pertenecen a esta tierra, pastorean ganado de un lado a otro, se mueven en busca de agua y pasto pero también son un atractivo turístico y los gobiernos solo se preocupan en crear reservas y parques, por eso los ingresos no llegan a estas comunidades, su actitud hacia esta tribu es opuesta ya que les están obligando a dejar de ser nómadas, les quitan las tierras, haciendo que se conviertan en agricultores sedentarios, esto ya ha empezado a ocurrir y tampoco digamos que el turismo favorece las cosas. Las pequeñas "bomas" o aldeas Masai están rodeadas por una sencilla empalizada de espinos y de acacias para su protección, sus viviendas son de techo bajo y están construidas con barro, boñiga y paja.
Uno al llegar a un poblado Masai cree entrar en un mundo perdido, en costumbres muy antiguas, ya que la ganadería sigue siendo su principal medio de supervivencia, sabes que al pensar en la tribu Masai piensas en gente legendaria, con su habitual vestimenta "Shuka" o manta a cuadros parecida a la escocesa, de complexión alta y espigada, con su escudo y su lanza a mano y sus saltos al danzar......
Pero también observo que la civilización y el mundo moderno llega aquí poco a poco, me fijo en una mujer masai que lleva unas zapatillas blancas, en la muñeca un masai lleva un ostentoso reloj como si fuera un adorno, son pequeños detalles, pero que te hacen pensar que los cambios sucederán tarde o temprano.

Mujeres Masai bailando en el "Poblado de las viudas
Guerreros Masai bailando su danza tradicional














La aldea se encuentra en un entorno único y recibe su nombre Maji Moto de las fuentes de agua caliente que hay en la  zona, los beneficios de este campamento van destinados a la comunidad para la creación de una escuela, un centro de acogida de viudas y para las chicas rescatadas de la mutilación genital.
Al llegar las muchachas Masai suelen recibir cantando a los visitantes de su poblado y así es como nos reciben a nosotros al visitar "El poblado de las viudas".
Son mujeres casadas muy jóvenes con maridos mucho mayores que ellas y después del rito de la mutilación genital con el paso del tiempo enviudaron y tienen pocos medios de subsistencia, colaboran con esta Asociación preparando comida para el colegio y también sirviendo de guardesas durante la noche de las niñas que han conseguido salvar de esta salvaje y antigua tradición.


Dentro del poblado nos explican el día a día de estas mujeres y nos muestran sus pequeñas viviendas, también hacen participes a todas las mujeres del grupo de una danza que llevan a cabo con ellas dentro de un cercado que tienen para el ganado. Vemos como aquí es difícil el conseguir no solo el agua sino también la leña para el fuego y el esfuerzo diario que esto supone.

Mujeres Masai a las puertas de las chozas
en el "Poblado de las viudas"

















Luego delante de cada choza nos enseñan las distintas pulseras y adornos que han realizado ellas mismas y que podemos comprar para ayudarlas.
Después nos dirigimos a la escuela donde no solo educan a las niñas que tienen a su cargo, sino que también cuidan de ellas y las enseñan a coser con unas maquinas muy precarias (también donadas) de momento cosas básicas y con la ropa y demás donaciones que vamos dejando los turistas. A mí al igual que al resto del grupo nos dan ganas de adoptar a todas las niñas que al principio con timidez y luego con el paso del tiempo con más soltura nos van acompañando durante el día. Sus ojos son increíbles y nos muestran la mejor de sus sonrisas que les ilumina la cara, esas caras que también marcan y son expresivas y que ya no volver a olvidar jamás.


















Muy a nuestro pesar nos despedimos de ellas y nos encaminamos de regreso a la aldea. Compartimos el día a día con la comunidad y nos enseñan como hacen fuego, sus costumbres y hasta participamos en un juego con ellos.
Nosotros para integrarnos mejor y crear mejor ambiente llevamos un balón en el camión y no dudamos en echar un partidillo con ellos que resulta ser una de las experiencias más divertidas y gratificadoras de la jornada, ellos por supuesto juegan descalzos pero juegan en casa....., el resultado es lo de menos pero al final del mismo todos estamos la mar de contentos.
Al caer la noche realizamos un safari nocturno y nos subimos en el camión con la esperanza de poder ver a los leones o a otros depredadores cazando, también nos asombramos que a pesar de la total oscuridad nos encontrarnos en algunos trayectos a Masais caminando por la zona, vemos algunos animales pero ningún depredador ni carroñero pero es otra actividad que ha merecido la pena, volvemos y a pesar del cansancio nos sentamos alrededor de un gratificante fuego (la tele africana), y junto a los Masai vamos recordando los acontecimientos del día, aquí al igual que en toda África solo hace falta levantar la cabeza para poder disfrutar de un espectáculo maravilloso, la bóveda celeste, ya que las estrellas son espectaculares y parecen muy cercanas, son momentos "mágicos".

Esta experiencia creo que nos ha marcado a todos y partir de estos momentos creo que no me equivoco al afirmar que apreciaremos más aún el lugar de dónde venimos y lo afortunados que somos.

Niño Masai en el poblado
Niños Masai jugando


















* Para la elaboración y desarrollo de este artículo se han tenido en cuenta las propias experiencias vividas durante el viaje. (Fotografías e ilustraciones originarias de Pedro García Barbudo).

domingo, 13 de noviembre de 2011

África - Sus Gentes -

Mujeres africanas lavando
Al estar escribiendo este artículo hecho la vista atrás y me pongo a pensar que toda la gente que va a visitar y conocer África, tiene en mente la imagen de los grandes animales, planicies magnificas e interminables, y tribus ancestrales con costumbres muy arraigadas y que por su cultura y su carácter exótico llaman la atención y a todos nos atraen. Puedes amar y odiar al mismo tiempo a un pueblo antiguo, con costumbres ancestrales en su día a día pero que por encima de todo siempre te va a recibir con una enorme calidad humana y te tratara lo mejor posible para hacerte sentir como si estuvieras en casa ofreciendo todo y más de lo que tiene. Pero que una vez allí o ya de vuelta en casa siempre te quedas con la amabilidad de esta gente y con la dureza de sus vidas y como tenemos que aprender ciertas cosas de ellos a la hora del día a día. Casi todo el mundo que visita África, viene para realizar un "safari", a ver a los animales y sus maravillosos paisajes, pero se olvidan de que existe otra África, otro continente que lucha por sobrevivir y que quiere prosperar, y en esta otra imagen suelen pasar de puntillas y no mirar mucho, son dos caras distintas pero las dos son la misma cara de África. Son a ellos a los que va dedicado enteramente este artículo y que junto a mis compañeros de viaje hicieron posible una de las experiencias más maravillosas que jamás olvidaré.

           




Miro por la ventanilla del camión y a la vez que por un lado veo cosas espectaculares y maravillosas, si miro para el otro lado veo la miseria, las interminables chozas, los niños que salen a nuestro encuentro siempre ilusionados para ver si llegan a tiempo para recibirnos y estar ahí, alegres con una sonrisa que les ilumina la cara, esas caras que también marcan y son expresivas y que ya no volveré a olvidar jamás....aún así se les ve trabajar sin realizar grandes trabajos en una sociedad que no tiene jerarquía individual y que el paso del tiempo va marcando el devenir de cada uno en la aldea, esta gente son africanos que aprovechan cualquier ocasión para disfrutar de la vida, que en estos lugares suele ser muy corta.....Todo son sensaciones. Ojala que con el paso del tiempo y el esfuerzo se pueda a través de la educación y de la ayuda social, erradicar lo peor de este continente único, con gobiernos e instituciones interesados más en ellos mismos que en su propio pueblo olvidándose de la riqueza que tienen a su alrededor y que no se puede cuantificar en dinero, solo hace falta levantar la cabeza y mirar, mirar al frente y a la cara.

video

Con un poco de buena voluntad y el "querer hacer las cosas" se podría conseguir grandes avances y no hace falta que venga un "mzumbu" para decir lo que tienen o no tienen que hacer, la solución existe. Voluntad, aptitud, esfuerzo y colaboración parece tan poco y cuesta tanto.....


  













No puedo terminar este artículo sin hacer referencia a mis compañeros de viaje, porque gracias a ellos y junto a ellos pude disfrutar de una experiencia inolvidable y espero que a ellos como a mí les haya marcado para siempre.
Formábamos un grupo, a pesar de los distintos lugares de los que proveníamos y de las distintas opiniones, gustos o costumbres. Enseguida conseguimos disfrutar del viaje y sus grandes momentos, como los magníficos atardeceres y amaneceres que vimos a pesar de los madrugones, el poder observar a esos maravillosos animales en su hábitat natural y los enormes paisajes que nos rodeaban junto con la gente que lo componen hacen de África un lugar único.
También hubo otros momentos menos agradables, como los dos reventones de neumáticos que sufrimos, pero que los llevábamos con paciencia y dosis de buen humor, la visita a los poblados masai con las niñas y la Asociación Maji Moto en la escuela, el poblado de pescadores del Lago Victoria, que nos marco a todos con unas sensaciones y experiencias que siempre estarán ahí. 
 














Al final a pesar del cansancio y de algunas incomodidades por falta de agua y otros imprevistos o sorpresas, (como la vez que nos sorprendió un elefante por la noche, o el león en el cráter Ngorongoro), siempre comentábamos lo afortunados que éramos al estar ahí en ese momento y en ese lugar....gracias a todos ellos y espero poder seguir contando con su amistad y reunirnos de vez en cuando para comentar como nos trata la vida y como lo llevamos después de este maravilloso viaje.
Un emotivo recuerdo para los expertos técnicos como Carmen nuestra maravillosa guía y que sin ella no hubiera salido el viaje tan bien como salió (y hablo en serio) , "las preguntas europeas se quedan en Europa" , a Panga el mejor cocinero que uno pueda tener en África en cualquier parte y en cualquier ocasión te preparaba algo y con muy poco....sin olvidarme de Othi (el Fernando Alonso del Serengueti) todo lo que tiene de grande lo tiene de buena persona, son el equipo que está detrás de las cámaras pero que sin ellos no se podía hacer nada.....ENORME CARMEN.....

Todos junto al camión
Carmen, Fernando y Othi















Para "los del mismo Bilbao" Elsa y Gaizka que si por ellos fuera con nuestros vehículos no hubiéramos tenido ningún problema a la hora de remolcarlos, verdad chicos....y eso que los madrugones eran brutales pero bueno siempre se recupera uno en el camión si se agarra y se encuentra la postura adecuada. Elsa en eso nos sorprendía a todos.

A la gente de Galicia con su foco "paparazzi" y su gran simpatía y calidad humana para todo momento y ocasión, siempre estaban ahí con una sonrisa y para echarte una mano en lo que hiciera falta, un beso y un abrazo para ellos (David y Alicia).

Los de Barcelona con su escudito dichoso que a los madrileños nos tiene frito, pero que demuestra que hay cosas más importantes en la vida que la rivalidad y el fútbol, y que por lo menos a mi me ganaron con su alegría y simpatía (Alazne y José), más que un club, más que unos amigos....

Como me iba a olvidar a los de casa, los madrileños, la familia que viaja unida, vive unida, permanecerá unida, a pesar de algunas proyecciones marciales en la playa- verdad Jesús y Blanca- espero que los moratones ya estén curados y la marca del recuerdo y la amistad perdure para siempre.

Valencianos con su buen humor y alegría en cualquier momento y lugar para soltarnos alguna sonrisilla y hacer agradable más aún nuestra instancia en África.

Y como no para mi compañero de viaje y de tienda que sin él a lo mejor no estaría aquí sentado ahora escribiendo y recordando estos momentos.....
Fernando en los buenos y malos momentos, Rafiki.

A todos ellos también les doy las gracias por aguantarme y soportarme durante estos días, por su infinita paciencia y calidad humana, esperando haberles aportado yo algo bueno que guarden para siempre en la memoria.....

DE TODO CORAZÓN, PEDRO......
Memorias de África agosto 2011
 
* Para la elaboración y desarrollo de este artículo se han tenido en cuenta las propias experiencias vividas durante el viaje. (Fotografías e ilustraciones originarias de Pedro García Barbudo).

Zanzibar


La llegada a la isla de Zanzibar nunca pierde su toque de exotismo -es viajar al pasado-, por muchas veces que se repita a lo largo de la vida. Su nombre significa "La Costa de los negros", ya que esta isla fue el centro para el tráfico de esclavos del Este entre los siglos XVII y XIX, es una región de Tanzania que comprende un par de islas alejadas de la costa este de África. Suelen ser llamadas también las "Islas de las especias", porque entre sus principales industrias son las de las especias (nuez moscada, canela y pimienta) sin olvidarnos naturalmente del turismo, que es otra fuente muy importante de ingresos. Su capital, así como su mayor centro económico es la ciudad de Zanzibar. Los lugares arquitectónicos más importantes son el Puente Guliani, y el palacio construido por el Sultán Barghash en 1883, la "Casa de las maravillas" del mismo Sultán siendo este el primer edificio con electricidad de toda Zanzibar.

Casa de las Maravillas

Casas típicas de Zanzibar con sus balconadas
















En la costa la vida sigue el ritmo tranquilo tal y como lo ha hecho durante siglos, al ritmo de las mareas y del monzón, lo primero que te sorprende es la suave arena blanca de las playas y el color turquesa de sus aguas, también es fácil divisar a varias mujeres y niñas ataviadas con colores vivos (al ser un país mayoritariamente musulman no es de extrañar que lleven la cabeza también cubierta), al igual que en todo el continente africano son las que llevan la mayor carga de trabajo, (casa, familia, y como se observa en las fotografías hasta echando una mano pescando con red cerca de las playas), allí sueles divisar unas embarcaciones típicas llamadas "dhows", utilizadas para la pesca, y también para llevar pasajeros de una aldea a otra.

















"Ciudad de piedra en español", es la parte antigua de la capital de Zanzibar, y el corazón del archipiélago, en esta ciudad podemos disfrutar de hermosas calles, torres circulares, puertas de madera talladas y hermosas mezquitas, sin olvidar varias iglesias o catedrales como la de St Joseph. Mientras caminamos por sus estrechas calles adoquinadas no podemos dejar de tener la sensación de estar caminando por una ciudad de la época colonial, con el puerto, la antigua fortaleza y una mezcla de suciedad y vendedores ambulantes. Recomiendo la visita al mercado central de las especias y también al mercado de pescado y carne, si pueden aguantar los fuertes olores que desde allí se desprenden. También me sorprenden la gran cantidad de motocicletas (piki-piki), que se pueden ver por toda la ciudad en un constante ir y venir. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000, al ser una de las ciudades más importantes de la cultura swahili. En esta ciudad nació el famoso músico Freddie Mercury, líder de la banda británica "Queen" en el año 1946. Otro lugar importante de encuentro sobre todo para los turistas es el hotel "Africa House" donde es tradición reunirse para tomar algo y disfrutar al mismo tiempo de unas vistas espectaculares de la puesta de sol.


                                                          

            
* Para la elaboración y desarrollo de este artículo se han tenido en cuenta los datos obtenidos a través de wikipedia, y las propias experiencias vividas durante el viaje. (Fotografías e ilustraciones originarias de Pedro García Barbudo).

viernes, 11 de noviembre de 2011

Imágenes de África

A continuación se muestra una presentación y un video con varias imágenes realizadas durante el viaje a África.


video



video


(Fotografías e ilustraciones originarias de Pedro García Barbudo).

jueves, 10 de noviembre de 2011

Fauna Africana

A continuación se muestra una presentación y un video con varias imágenes realizadas durante el viaje a África.
                                
video


video



(Fotografías e ilustraciones originarias de Pedro García Barbudo).

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Música y Folklore africano

Masai bailando
Unas de las cosas que más  me llamo la atención durante mi estancia en África, no solo fue la simpatía y la enorme hospitalidad con la que te reciben  haya donde vayas, sino también que siempre lo suelen hacer cantando y bailando, como nos ocurrió a nuestra llegada al poblado de los Masai y luego posteriormente en el "Poblado de las viudas". Son danzas tradicionales y muy arraigadas, que se van transmitiendo de generación en generación y que a pesar de la dureza de sus vidas diarias no esperan en tener la menor ocasión para sacarlas a relucir. Por una visita, junto al fuego, haciendo sus labores, etc..... Suelen tener según nos explicaron motivos religiosos, también para honrar a fuerzas espirituales, ceremonias de iniciación, de agradecimiento a la tierra, o simplemente por diversión. Me llamaron poderosamente la atención la riqueza de sus movimientos, sus ricos ropajes y adornos, así como las pinturas y demás decoraciones que utilizan para la ocasión.... pero una cosa esta clara el canto y la danza van unidos y son inseparables. Siempre que uno oye cantos y palmas, o un tambor, se puede casi asegurar que alguien cerca, está bailando.                             
BAILE Y DANZAS AFRICANOS

África es un continente heterogéneo, con una gran diversidad étnica y cultural, y aunque no la separa mucha distancia de Europa las diferencias son abismales, existiendo un gran desconocimiento de los diferentes pueblos, culturas y manifestaciones artísticas que se encuentran en este continente. Y eso a pesar de la colonización occidental en gran parte de su territorio.
La música africana ha sido llevada por sus músicos a todos los lugares del mundo, especialmente a Europa y América, surgiendo de estos contactos, estilos tan relevantes para la música actual como el blues, el jazz, el reggae, el country, la música cubana y latina en general etc.

DANZA MASAI

Los Masai tienen un gran número de danzas rituales y cánticos, se agrupan para danzar, formando un círculo, comenzando a moverse de manera cadenciosa, el ritmo se va intensificando y los collares y demás adornos (sobre todo los de las mujeres), se acompasan al compás de la danza. Entonces de uno en uno, los guerreros Masai se sitúan en el centro y dan unos grandes saltos verticales, teniendo los cuerpos rígidos y rectos, con las manos en los costados y las rodillas juntas. Pueden seguir bailando durante mucho tiempo hasta que se quedan exhaustos.




Al igual que en el resto de culturas, en las culturas africanas las danzas tradicionales están íntimamente relacionadas con las fases de la tierra (cambio de estaciones, desgracias naturales, etc) y con las fases de la vida (nacimiento, iniciación, matrimonio, muerte...). Aunque muchas danzas se atienen a coreografías definidas, en general los bailarines realizan sus movimientos con un alto grado de improvisación. Generalmente, el bailarín utiliza, no solo sus pies sino que juega con sus caderas, sus piernas, cabeza y hombros.

 


* Para la elaboración y desarrollo de este artículo se ha tenido en cuenta los datos obtenidos a través de wikipedia, y las propias experiencias vividas durante el viaje. (Fotografías e ilustraciones originarias de Pedro García Barbudo).